4 feb. 2019

Arranca la primera edición de la ruta "Del Vinalopó al exilio" que se realizará el primer domingo de cada mes

          Ayer domingo, 3 de febrero, nuestra comarca volvió a convertirse en escenario del final de la Guerra Civil a través de la ruta "Del Vinalopó al exilio", una iniciativa promovida por las concejalías de Turismo de los Ayuntamientos de Petrer, Elda y Monóvar que pone en valor algunos de los lugares más emblemáticos y destacados de la Guerra Civil  de nuestra zona que acogieron a los miembros del último gobierno republicano antes de marchar al exilio por el aeródromo monovero de "El Fondó". No en balde, Petrer tuvo el triste honor de convertirse en la última residencia del entonces presidente del gobierno republicano, Juan Negrín, en la finca El Poblet.

          La visita comenzó alrededor de las 9 de la mañana con un viento gélido y bravo que no amedrentó a los asistentes que comenzaron en la Plaça de Baix el recorrido por el centro histórico de nuestra localidad acompañados por Iván Hernández del Museo Dámaso Navarro. Así pudieron conocer algunos de los escenarios de la Guerra Civil en nuestra localidad, como la mencionada plaza y su vecina Plaça de Dalt, lugares emblemáticos de la villa petrerense en las que en su subsuelo se alojan sendos refugios antiaéreos todavía no excavados, o la iglesia de San Bartolomé, saqueada durante las primeras semanas del conflicto y reconvertida en almacén.

          Tras pasar por la Tourist Info, en donde fueron recibidos por el concejal de Turismo David Morcillo y se les obsequió con un presente, se dirigieron a El Altico, donde pudieron contemplar el paisaje de la conurbación de Elda-Petrer. También pudieron comprobar in situ la excelente visibilidad  que propició la instalación de un puesto de defensa antiaéreo a mediados de 1938. Sin embargo, la tranquila visita fue truncada por un simulacro de ataque aéreo provocado por una miliciana intrépida que salió del polvorín para escoltar a los visitantes al interior. Una vez sobrepuestos del sobresalto y tras conocer el interior del puesto antiaéreo, dio por concluida la visita de Petrer y la ruta continuó en autobús hacia Elda y Monóvar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario