24 ago. 2018

Hoy se celebra la onomástica de San Bartolomé, Apóstol, el santo al que está dedicada la iglesia parroquial más antigua de Petrer

          El 24 de agosto, atendiendo al santoral católico, es la festividad de San Bartolomé, Apóstol, a cuyo recuerdo está dedicado el templo más importante de Petrer. Os incluimos un resumen de sus datos históricos y arquitectónicos para que podáis conocer mejor este monumento de nuestra villa:

Iglesia parroquial de San Bartolomé, Apóstol
Año de edificación: 1779-1783 y 1859-1863
Estilo arquitectónico: clasicista
Ubicación: plaça de Baix
Protección: bien de relevancia local

          La Iglesia parroquial de San Bartolomé Apóstol, es el edificio religioso más importante de la villa de Petrer. El estudio más completo del monumento se debe a Joaquín Bérchez, quien investigó sobre el proceso de su edificación y analizó el estilo y decoración de la iglesia. La construcción se aprobó con un acuerdo de la villa de 1758, pero las obras no comenzaron hasta el año 1779, alargándose hasta 1783. Para ello se siguieron los planos del arquitecto Francisco Sánchez, que diseñó un edificio de corte clasicista. La Iglesia fue bendecida por el obispo de la diócesis de Orihuela Josep Tormo el día 23 de agosto de 1783. A pesar de ello el templo no se terminaría hasta mediados del siglo XIX, siendo rematado por el arquitecto Francisco Morell
          El proyecto de Francisco Sánchez sufrió modificaciones a la hora de ejecutarlo. La iglesia se construyó con planta rectangular, con una distribución en siete tramos: el primero para el atrio y las torres; los tres siguientes para los fieles y capillas laterales; otro tramo para el crucero, con una cúpula de tambor; y finalmente los dos últimos tramos donde se sitúa el altar, el presbiterio, el baptisterio y la sacristía. La planta tiene tres naves, siendo la central la principal, teniendo una mayor amplitud, y las dos laterales, de menor tamaño y altura, donde se ubican las capillas. En el interior de la Iglesia, en el altar mayor, se venera la imagen de la Virgen del Remedio, patrona de la villa de Petrer. 
          La fachada de la iglesia presenta una disposición rectangular dividida en tres calles verticales, la central de mayor amplitud y dos cuerpos laterales horizontales rematados por los campanarios, siguiendo un sencillo fajeado. En la portada, se coloca un marco rectangular plegado cóncavamente en el extremo superior aprovechado para situar el escudo de don Francisco X. Arias de Ávila Centurión, conde de Puñonrostro, Elda y Anna, Grande de España, impulsor de la construcción de la iglesia junto con el obispo Tormo. El antepecho se remató con las imágenes de San Bartolomé, San Pedro y San Pablo. En la Guerra Civil la Iglesia fue quemada y las esculturas fueron derribadas, siendo reconstruida inmediatamente tras la contienda, aunque las imágenes no se volvieron a colocar hasta décadas después. La última gran restauración de la Iglesia de San Bartolomé Apóstol fue la efectuada en los años 2004-2005.

No hay comentarios:

Publicar un comentario